Las tendencias en decoración que no esperabas volver a ver

agosto 16, 2019
agosto 16, 2019 Antoni Nàcher

El diseño es una disciplina que nace, crece, duerme y en lugar de morir, vuelve a nacer para traernos de nuevo a nuestras vidas tendencias que pensábamos que no volveríamos a ver nunca más. Es el caso de las seis tendencias de las que vamos a hablar hoy.

El terrazo, ese pavimento compuesto por fragmentos de piedras y de bajo coste, es uno de los acabados que más se ha empleado históricamente para los interiores, y ahora vuelve con un aire renovado adaptado a los tiempos que corren. Incluso han creado estampados con imitación al terrazo para telas y papel con lo que lo podemos incluir en cualquier parte de nuestra casa.

La moqueta era antaño un símbolo de lujo que se colocaba en los grandes hoteles. Posteriormente, por temas de limpieza dejó de utilizarse pero ahora vuelve con nuevos diseños y nuevas formas de colocación. Se opta por moquetas finas que facilitan la limpieza y por piezas que no cubran el suelo por completo.

Los tapizados en terciopelo solían ir acompañados por un estilo de decoración más barroca. Hoy en día, el terciopelo vuelve a ser tendencia para aportar un punto refinado y cálido a cualquier espacio. Conviene no abusar de él y la tendencia invita a arriesgarse con este tejido en colores potentes.

Los metales dorados hasta hace bien poco se asociaban a una decoración recargada pero hoy en día gracias a los acabados mate, colores más suaves y una presencia más sutil hacen del dorado todo un acierto en nuestra decoración. Se suele utilizar en las estructuras de las mesas auxiliares o de centro, estanterías e iluminación.

El pavés se vuelve a introducir en nuestras casas como división de estancias más que para crear ventanas donde no las hay. El pavés cumple a la perfección tres funciones: aislamiento acústico y térmico y luminosidad. Hay muchos formatos, pero el de 15×15 sigue siendo el rey. Se utilizan en colores pastel. Y, sobre todo, los acabados mateados, aunque también se ven paneles de pavés irisado.

El gotelé se utilizó en la década de los sesenta para camuflar las imperfecciones de las paredes debidas a una construcción rápida. Hoy en día, se siguen alisando paredes de gotelé pero parece que la tendencia es a huir de todas las paredes lisas. Lo que viene son texturas creadas con pasta para alguna pared en concreto, crear el efecto de pintura a la cal o algún acabado que sugiera un tratamiento final más manual y artesano.

Si no sabes cómo introducir estas tendencias en tu casa, déjate aconsejar por interioristas. Nosotros te ayudamos a decidir cómo introducirlas en tu casa y hacer que luzca lo mejor posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿TRABAJAMOS JUNTOS?

Queremos conocer tus dudas y poder ayudarte, darte más información
sobre nuestros servicios o enviarte un presupuesto sin ningún compromiso.

Abrir chat
¿Como podemos ayudarte? 😊
Powered by