Decoración Hygge

octubre 17, 2019
octubre 17, 2019 Antoni Nàcher

Según un informe anual de la ONU Dinamarca es el país más feliz del mundo. Muchos apuntan a que el secreto de su felicidad es el hygge (que se pronuncia juga), un concepto que no tiene fácil traducción pero que en España podríamos definir con un “¡qué a gusto estoy!”.

El Hygge se basa en “buscar la felicidad en las pequeñas cosas de la vida”, según Marie Tourell Søderberg, autora de “Hygge, la receta de la felicidad”. Para ella, el hygge “forma parte intrínseca del carácter nacional danés, pero su esencia no es danesa, sino universal”. Al tratarse de una cuestión tan personal, la manera de practicarlo varía de persona a persona. Así, para alguien puede tratarse de dar un paseo por el parque y para otro, tomarse un café.

Trasladado al hogar, es algo así como conseguir convertir nuestro hogar en un lugar donde dejemos fuera todas las preocupaciones, relajados y confortables.  ¿Y cómo podemos trasladar esto en términos de decoración? Pues siguiendo unos  consejos simples que nos ayudarán a darle a nuestra decoración ese toque hygge que lo convertirá en el lugar perfecto donde descansar tras un largo día o donde disfrutar con amigos de unas agradables horas de charla alrededor de una mesa o una chimenea. ¡Haz tu vida más hygge y tu felicidad aumentará!

Fuera desorden en casa

Una de las ideas principales de la decoración hygge, es crear espacios lo más serenos, acogedores y pacíficos posibles, con lo que el desorden no forma parte de sus máximas. Los muebles de madera con cajones o puertas como cómodas y aparadores pueden ayudarte a esconder todo lo que no debe estar a la vista.

Colores neutros

El esquema de color para una decoración hygge en tu casa debe contribuir a crear una atmósfera de paz y armonía. Por ello es aconsejable centrarse en tonos beige, crema y blanco.

Comodidad

Es posible que te guste ver la tele o leer un libro en el sofá o sobre la cama. Haz este momento más hygge con almohadas mullidas, edredones y mantas suaves que vistan la cama o el sofá y den ganas de sentarse o acostarse nada más verlo.

Luz

La iluminación es muy importante, sobre todo una iluminación cálida e indirecta. En lugar de encender las lámparas del techo es mejor dejar pasar al máximo la luz natural y cuando el sol se apaga optar por lámparas de pie o de mesa con bombillas de luz más amarilla. O incluso unas velas.

Materiales naturales

La madera es un elemento clave en la decoración hygge. Aunque cualquier material natural como el ratán, bambú, esparto… le dará al espacio una gran calidez y comodidad. Agregar texturas con los textiles también es muy importante: la lana, la piel, el lino o el algodón.

 

Plantas

Sólo unas cuantas plantas y flores en las ventanas o mesas pueden ayudarnos a mejorar nuestro bienestar. Hay muchos tipos de plantas resistentes para el interior y que no necesitan demasiados cuidados. Además, cuidar de ellas también es una buena forma de relajarse y olvidarnos del mundo.

Si quieres una decoración hygge en tu casa pero no sabes por dónde empezar, podemos ayudarte y asesorarte con un proyecto de interiorismo. Ponte en contacto con nosotros aquí.

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿TRABAJAMOS JUNTOS?

Queremos conocer tus dudas y poder ayudarte, darte más información
sobre nuestros servicios o enviarte un presupuesto sin ningún compromiso.

Abrir chat
¿Como podemos ayudarte? 😊
Powered by